Archivo

Archive for 24 febrero 2011

Uso Actual de las Redes Sociales Universitarias


Las redes sociales han supuesto una revolución, un cambio profundo e irreversible en muchos de los ámbitos de nuestras vidas. Cambios que abarcan, desde el más mínimo detalle de nuestra vida personal, como las relaciones personales de carácter privado, hasta la forma como desarrollamos nuestras actividades profesionales. Pasando por supuesto por el cambio que el uso de las redes sociales ha comportado en la enseñanza, en los modelos educativos, y por supuesto en las universidades.

Y es que el uso actual de las redes sociales en universidades se puede definir como algo más que intensivo, se puede definir como aquella llave que ha permitido abrir nuevas formas de enseñar, de compartir información, y también nuevas formas de relacionarse entre el cuerpo docente y el alumnado, el alumnado con el mismo alumnado, el cuerpo docente con el mismo cuerpo docente, y en general ha generado unas opciones de “comunidad universitaria” antes inexistentes.

Evidentemente los resultados sobre el uso de las redes sociales en las universidades son dispares, y dispares serán entonces los resultados obtenidos y las ventajas que aportan las redes sociales al entorno universitario. Pero así y todo, bien merece la pena dar cuenta de algunos resultados, que ya demuestran la potencia y el alcance que el uso de las redes sociales ya ha alcanzado en las universidades.

Así, por ejemplo es de destacar el estudio a modo de encuesta realizado por el Sr. Kyle James, quien en resultados del año 2011 bajo un espectro del análisis de 110 instituciones educativas de nivel superior, nombra las siguientes e interesantes conclusiones:

Los datos de la encuesta anteriormente mencionada, muestran que las redes sociales tienen un impacto casi unánime en las entidades formativas de educación superior. Como mínimo en lo que se refiere a asociación a las mismas, y más específicamente si se refiere a la red social Facebook. Pues ante la pregunta de si la institución formativa en cuestión disponía como mínimo de una página pública en dicha red social, el 98% de las encuestadas, es decir, 109 de 110 instituciones educativas de educación superior respondieron afirmativamente.

Esta cifra descendía a un 68% si se hablaba de la red profesional Linkedin y a un 62% si se habla de otro tipo de redes más específicas y temáticas como la de Flickr. En todo caso todos estos resultados demuestran el gran impacto que tienen las redes sociales en las universidades, y en consecuencia del importante uso que en la actualidad se hace las redes sociales en las mismas.

 

Anuncios

Pasos para Implementar una Estrategia Eficiente de Redes Sociales Universitarias


Desde hace unos pocos años, las redes sociales en internet han logrado subir con rapidez de popularidad, especialmente entre los jóvenes, esto debido a la facilidad que ofrecen para compartir casi cualquier tipo de información en tiempo real: bien sea textual, auditiva o visual. Las organizaciones públicas y privadas actuales, están analizando y planificando estrategias que les permitan tomar ventajas de este auge cibernético, en especial aquellas que reúnen a millones de sus usuarios: las universidades.

El primer paso del proceso para implementar las redes sociales en las universidades es empezar definiendo una estrategia, un plan para lograr la mayor cantidad de estudiantes seguidores, y participantes activos dentro de las mismas. Se debe pensar en 3 a 4 opciones que concentren a la mayoría de las personas: Twitter, Facebook, Youtube, Linkedin etc. Otro punto importante a tener en cuenta, es limitar y medir los recursos que se le van a asignar a estas ideas: tiempo, dinero y horas-hombre por parte del personal de la institución educativa.

Las personas que se encarguen de las redes sociales o la “social media,” no deberían ser novatas, al menos es recomendable que tengan conocimientos informáticos intermedios, tanto teóricos, como prácticos, puesto que de lo contrario, atrasaría mucho el avance de las primeras semanas mientras ellos aprendan a interactuar, responder con rapidez, y ser más eficientes dentro de sus labores. Además de poder asignar un tiempo limitado para leer, informarse y responder las preguntas que los seguidores de la universidad vayan haciendo.

Como segundo paso de este proceso, se debe crear una red basada en dos puntos importantes, los mismos que los encargados de tales estrategias deben conocer, y son los siguientes: generar contenido que agrade o complemente al lector, que para este caso deben ser en su mayoría estudiantes de su casa de estudios, y que se logre la interacción con ellos por medio de la adición de elementos audiovisuales atractivos (fotos, videos, audios, textos, entre otros), además de responder las preguntas que puedan plantear, con la idea que sientan alguna necesidad de estar conectados con la institución y el resto de compañeros.

La universidad tiene la gran facilidad que puede aprovechar sus medios informativos para promover el uso de las redes sociales y la interacción con sus cuentas de los sitios más conocidos (como Facebook, Twitter y Youtube); el mejor sin duda sería el de la comunicación personal entre los usuarios o el “boca a boca,” pero hablando de los que puede controlar, los principales canales podrían ser: la publicidad en las carteleras, apartados en las boletas académicas de notas, en la misma página web de la institución educativa, mediante correos masivos o “mail-marketing,” volantes en las puertas, mediante los profesores de las diferentes asignaturas, por otros, como la radio, periódico y televisión, etc.; los que finalmente ayudarán a incrementar el número de seguidores en las redes sociales.

El siguiente paso siguiendo con este proceso estratégico, sería darle al contenido que se está ofreciendo por la internet una identidad funcional, mediante las cuentas de las diferentes redes sociales, que será visualizada por los usuarios finales, que son los estudiantes universitarios. Este paso es importante, porque la idea de ofrecer información y de resolver los pequeños problemas de estas personas, es de llegar a su mente y su corazón, hacer sentir amor por la institución, y al mismo tiempo, expresar sus ideas a sus demás compañeros, amigos y familiares.

En este punto, se tiene que evaluar la calidad del contenido que se está transmitiendo a los estudiantes y demás usuarios, debe ser útil, seria, precisa, y en algunos casos graciosa, la finalidad es llenar espacios en blanco. Es recomendable no llegar al otro extremo de ser intrusivo, actualizando información con mucha frecuencia, o enviando correos directamente a sus cuentas, algo que podría ser considerado spam para muchos de ellos.

El último paso de esta planificación para implementar con éxito las redes sociales dentro de un ambiente universitario, es multiplicar el poder de la red. Y en este punto, dos palabras son muy importantes: esfuerzo y conocimiento. Utilizar otras herramientas de la red para atraer más gente, como los motores de búsqueda, creación gratuita de correos y blogs dentro de la red universitaria, divulgar recomendaciones de los estudiantes hacia otros conocidos, amigos y familiares, implementar otras ayudas tecnológicas, como charlas virtuales, construcción de campañas de correo electrónico para ser enviados pocas veces por período académico, entre otros que pueden existir.

Una vez que se termine de desarrollar el plan de acción estratégico, es importante que se establezcan métodos para evaluar los logros obtenidos, mediante algunos indicadores relacionados durante el proceso: números de seguidores de las cuentas, preguntas respondidas en el período académico, encuestas realizadas a los estudiantes de la universidad, entre otros. Con esta información, se pueden volver a implementar otras ideas, que finalmente pueden dar mejores resultados.

 

Tribal Leadership (David Logan)


¿Qué es Tribal Leadership?

Tribal Leadership es un libro escrito por David Logan, John King, Halee Fischer-Wright, que describe el resultado de un estudio llevado a cabo sobre más de 24.000 personas por un período mayor a diez años. Logan, King y Fischer- Wright desarrollaron una teoría sobre la organización social donde los miembros de estas participan en ella como miembros de una o varios tribus.

¿Qué es una tribu?

El concepto de tribu se aplica a una célula social básica compuesta por un grupo de individuos que varía de 20 a 150 personas. Los autores identificaron cinco estados tribales utilizando elementos de investigación lingüística y de estructura social.

¿Cuales los cincos estados?

Los cinco estados se desarrollan de inferior a superior, siendo cada uno de ellos más productivo e importante para los miembros de la tribu que participan en ellos.

Cada etapa otorga una cantidad de puntos que incentiva a los miembros de la tribu a aumentar su productividad para pasar a un nivel superior. Las organizaciones se componen generalmente de varias tribus.

Una pequeña descripción nos ayudará a entenderlos:

Los cincos estados van desde una etapa inicial de aislamiento de todo otro proyecto que no sea la mera supervivencia, la vida es percibida como no justa. En este estado se suele decir que: la Vida es una basura.

En el segundo estado se desarrolla un estado de victimización por parte del individuo, aquí el lenguaje expresa que el mundo es un lugar manejado por fuerzas opresoras sobre las cuales no se tiene control. Mi vida es una basura, es el dicho.

El tercer estado es el del auto-engrandecimiento por medio de la competición, aquí los miembros de la tribu se jactan de su posición social y su poder en el mundo: Yo soy grande porque tú no lo eres.

Llegamos al cuarto estado, en el cual los miembros de la tribu participan de objetivos comunes por medio de la cooperación entre sí dejando que  la competición se centre entre las organizaciones que buscan el dominio de los espacios de poder y recursos varios. Aquí el lenguaje describe el mundo como un lugar importante donde ellos están contribuyendo positivamente al logro de objetivos mediante la cooperación con otros miembros de la tribu, en resumen: “Somos grandes porque ellos no lo son”.

El quinto estado encuentra a los miembros de la tribu inmersos en el flujo de la vida, utilizan el lenguaje para describir al mundo como un lugar pleno de significado, donde ellos fluyen en la búsqueda del bien universal; en síntesis: “La vida es grandiosa”

¿Los estados muestran los valores de la tribu en un determinado momento?

Cada estado a su vez tiene un tono que describe los valores intrínsecos de ese estado y la relación entre los miembros de la tribu:

En el estado uno la relación entre los miembros de la tribu están aislados uno de otros y la relación está deteriorada.

En el estado dos los miembros están separados y su relación no es efectiva.

En el estado tres se perciben claramente la típica relación de dominio de uno sobre otros y la relación está basada en la utilización de los miembros de la tribu.

En el estado cuatro los miembros de la tribu colaboran entre sí en la búsqueda de resultados mediante relaciones estables, a las cuales se les atribuye valor decisivo: Un miembro de la tribu es exitoso si los demás miembros también lo son.

En el estado cinco se crean relaciones estables entre socios y las relaciones son vitales.

¿Cómo se avanza de estado en estado?

Se ha determinado que la sociedad no puede saltearse estados, si no puede pasar de un estado al otro, desaparece. El papel central aquí está jugado por el líder tribal: es a través de él como la tribu es alentada a pasar de un estado inferior a otro superior.

Cuando se pasa del estado tres al estado cuatro, los líderes consiguen aumentar un 30 por ciento la productividad de la tribu.

¿Cómo pueden aplicarse estos principios a la Universidad?

Teniendo en cuenta la diversidad de la composición del tejido universitario, el principio de múltiples tribus conviviendo en una misma institución, empresa y/o comunidad, favorece el análisis de las relaciones entre los miembros de comunidad educativa entre sí y con el medio en el cual interactúan. Una institución de vital importancia para una sociedad como lo es un centro de estudios superiores puede concentrar en sí misma una serie de universos de tribus diversas, incluso expandidas por varios niveles, indistintamente de su calidad científica, técnica o profesional. Cuando se establece un liderazgo dentro de un grupo cualquiera, como un grupo de estudiantes, de profesores, de personal no académico, es importante que se analice la calidad y los recursos del líder para obtener el máximo posible del estado actual en que la tribu o grupo se encuentra y pasar al estado superador siguiente.

¿El personal académico y no académico de la universidad están comprendido dentro de la aplicación de estos principios?

El personal académico y no académico que compone la estructura universitaria tiene que contar con una formación en liderazgo para poder obtener un nivel de excelencia acorde a las exigencias del medio donde se mueve. Una formación en Tribal Leadership puede convertir las diversas tribus que conviven dentro de la universidad en verdaderas células generadoras de impulso y potencia social en una sinergia superadora.

 

Estrategias para Promover la Innovación


La información contenida en este artículo tiene el objetivo de expresar la importancia de promover la investigación e innovación, vitales para el crecimiento educativo y productivo nacional. Se explicará algunos de sus componentes, relación con la tecnología, y cómo el desarrollo e implementación de las mismas puede mejorar el bienestar social y la capacidad de las personas, que son la base de la economía de cualquier país del mundo.

La innovación se define como “el arte de convertir las ideas y el conocimiento en productos, procesos o servicios” con los que el mercado (en este caso el nacional) mejore, en términos de ser más competitivo mundialmente, y relaciona más que sólo tener imaginación, como muchas personas piensan. El término de investigación, más utilizado, se conoce como el proceso, en el que se “aplica el método científico, para obtener información relevante” con la finalidad de aumentar el conocimiento inicial.

La investigación e innovación son dos áreas en las que los países desarrollados invierten una parte considerable de su Producto Interno Bruto (PBI), entre el 5% al 10%, muy contrastado con nuestra región en Latino América, donde sólo se invierte entre 0.5% a 1% en la mayoría de los casos. Los resultados hablan por sí solos, aquellos que obtienen los mayores ingresos, tienen amplios mercados, y una alta calidad de vida, son los que concentran sus esfuerzos para innovar, crear, y realizar (del plano imaginativo al hecho o producto en concreto).

Algunas de las acciones que promuevan la innovación en cualquier país del mundo, son: mayor inversión en el sector por parte del Estado, facilidad en el otorgamiento de créditos y finanzas a instituciones educativas, organizaciones de investigación científica (pública y privada), apertura económica mediante suscripciones de acuerdos de intercambio de conocimiento y productos, eliminación o reducción de la burocracia en la creación de empresas productivas y tecnológicas, políticas de beneficios impositivos para las empresas que inviertan en el sector, reglas económicas y políticas claras, educar y capacitar a la fuerza laboral de áreas científicas, entre otras.

La mayor inversión en las áreas de investigación e innovación, se traduce en construir infraestructuras dedicadas a tales fines, aumentar los salarios a los investigadores, trabajadores y desarrolladores de proyectos educativos o productivos, administración y auditoría de esos fondos, compra de equipos de tecnología de punta para la facilitación de las actividades laborales, construcción de comedores para todo el personal, transporte, entre otras, que conlleven a la entrega de resultados con mayor eficiencia.

El otorgamiento de créditos a las instituciones educativas es importante para promover la innovación, debido a que muchos estudiantes, investigadores y trabajadores de los proyectos productivos se beneficiarían económicamente, aspecto que a muchos con seguridad los motivaría a ser cada día más eficientes y poner más esfuerzo en sus diferentes tareas.

Con respecto a la apertura económica, ésta depende directamente del Gobierno, por medio de la suscripción de acuerdos internacionales, tratados de libre comercio y similares, con países que tengan experiencia en las áreas de tecnología e investigación, con la finalidad que haya un intercambio de productos, servicios y experiencias.

Se necesita eliminar o reducir la burocracia para mejorar la investigación e innovación, porque al ser los diferentes trámites legales y gubernamentales más rápidos, se lograría abrir empresas, construir alianzas, firmar acuerdos y contratos, comprar y vender productos de otros países (importación y exportación, pago de aranceles), con mucha más agilidad y eficiencia, lo que reduciría los tiempos de todo el proceso, en general.

Tener una buena política de beneficios impositivos, con los que incentivaría la inversión del sector privado, sería excelente para promover la innovación, del lado financiera. Una excelente idea para lograrlo, es reduciendo el impuesto a la renta ligeramente si hay un aporte económico a las instituciones investigadoras, bien sean públicas o privadas.

Un país que quiera respaldar la investigación e innovación, debe tener reglas económicas claras, sumadas a una estabilidad política, ya que la mayoría de empresas realizan sus inversiones tanto fuera o dentro del país para obtener réditos, sentirse con la confianza suficiente y con el mínimo riesgo de futuras pérdidas.

Los organismos del Estado, junto con las empresas productivas (sobre todo nacionales), deben hacer hincapié en capacitar a la fuerza laboral de las áreas científicas, con los procedimientos y técnicas actualizados, otorgar material bibliográfico, charlas educativas, exposiciones, prácticas grupales, para que sean eficientes y la actividad investigativa e innovadora, finalmente sea eficaz, con lo que se lograrían mejores resultados futuros.