Archivo

Posts Tagged ‘Política y Legislación’

En Colombia sólo existen los rectores de instituciones afiliadas a ASCUN?


Eso se podría pensar al leer la noticia que aparece en el portal de ASCUN:

“Los rectores por unanimidad no estamos de acuerdo en la existencia de instituciones de educación superior con ánimo de lucro”. Con esta frase el Rector de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano y presidente de ASCUN, José Fernando Isaza, manifestó a la Ministra de Educación, María Fernanda Campo,  una de las conclusiones más importantes de los comentarios, sobre la propuesta de reforma a la Ley 30, presentados por el pleno del Consejo Nacional de Rectores al Gobierno Nacional.

La realidad es que en Colombia existen más de 200 rectores que no están afiliados a ASCUN, y que también tienen su opinión con respecto a la propuesta presentada por el Ministerio para reformar integralmente la educación superior en Colombia.

En esta frase se demuestra que en Colombia no existe un verdadero sistema de educación superior y que las grandes universidades, asociadas en ASCUN, hacen todo lo posible por aumentar la brecha entre las universidades de “gran desarrollo”, ninguna de ellas incluida en los rankings de las primeras 500 universidades del mundo, y el resto de instituciones de educación superior colombianas.

Olvidan los rectores del mal llamado “Consejo Nacional de Rectores” que sus instituciones hace unos años tenían las mismas debilidades que hoy pueden tener otras instituciones y que gracias a un proceso natural de desarrollo y con el apoyo de recursos de fomento del Ministerio de Educación, han logrado convertirse en universidades que nos enorgullecen a todos y que continúan mejorando para algún día ingresar a la elite de la educación superior en el mundo.

La propuesta de reforma estatutaria de ASCUN pretende nuevamente limitar la autonomía universitaria exclusivamente para las Universidades, excluyendo al resto de instituciones de educación superior (IES), cuando la Corte Constitucional en repetidas ocasiones ha dicho que la autonomía es para todas las IES.

No sería mejor para el país un sistema de educación superior con instituciones de educación superior que se puedan desarrollar libremente, bajo los lineamientos de un sistema de aseguramiento de la calidad que viene madurando y siendo cada vez más eficiente en su gestión y no por los intereses particulares de uno u otro gremio?

Esperemos que el Ministerio de Educación Nacional, tenga en cuenta la opinión de todos los rectores del sistema de educación superior colombiano.

 

Anuncios

Pertinencia en Educación Superior


Educar no es sólo poner a disposición del individuo una serie de conceptos y herramientas que faciliten su evolución dentro de la familia, la sociedad y la nación: la educación forma parte de la sustancia misma de la grandeza y esperanza de un país, en especial en las circunstancias actuales en que vivimos formando parte de un mundo globalizado, con exigencias constantes de actualización y superación.

¿Qué es la economía del saber?

Estamos viviendo como consecuencia de los cambios tecnológicos y políticos una verdadera “economía del saber”, puestas en marcha por las alianzas públicas privadas en educación superior y los nuevos tejidos de la sociedad globalizada y digital.

Esta situación cobra vital importancia cuando se define a los centros de educación superior como difusores y productores de conocimiento, conocimiento que ya no es sólo parte de un cuerpo teórico, accesible a una elite, mas sostiene la base de nuevos adelantos tecnológicos y científicos en beneficio de la sociedad de la cual son parte.

¿Cómo situarnos ante la pertinencia en educación superior?

La pertinencia en educación superior nos sitúa frente a la posibilidad de que el individuo obtenga del centro educativo una formación sólida, coherente con los objetivos actuales de la sociedad y la empresa, con el fomento de capacidades requeridas para desempeñarse eficientemente en los frentes locales e internacionales, sin descuidar que esta formación le otorgue la suficiente flexibilidad  para permitirle la adaptación a las circunstancias cambiantes del mercado.

¿Cómo obtener programas pertinentes?

Para poder obtener programas pertinentes que satisfagan las aspiraciones sociales, humanas y económicas del individuo y las reales necesidades de una sociedad empresarial que vive con numerosas interconexiones locales y mundiales, debemos realizar profundas investigaciones sobre la situación económico-social del entorno y sus posibilidades. Sin concienzudas investigaciones sobre estos, es imposible planificar ningún programa pertinente en educación superior sin cometer graves errores.  La captación del panorama general y especifico donde se entremezclan sociedad e individuo debe ser capaz de discriminar lo esencial de lo accesorio, lo aleatorio de lo constitutivo y poner en perspectiva las capacidades y competencias deseables. Todo esto no puede ser concretado sin la participación de miembros activos e interesados en esta situación como los actores económicos, académicos, sociales y políticos, quienes en definitiva ayudarán a formar las pertinencias requeridas.

¿Cómo determinar las necesidades educativas de un sector?

Para eso tenemos que tener en cuenta el marco referencial de los centros de estudios superiores (densidad poblacional, vida económica, pertinencias tecnológicas, científicas, geográficas, etc.) y aplicar metodologías que nos ayuden a identificar los requerimientos del medio.

Determinando la dimensión educativa, laboral y social de la zona donde se pretende instalar  uno o varios programas educativos podremos delinear un esquema efectivo para saber si su adecuación es la requerida por el medio y los estudiantes.

¿La pertinencia se reduce a la localización geográfica?

Cuando hablamos del análisis de una situación particular, económica, social y geográfica no pretendemos decir que los programas de pertinencia deben quedar aislados a esas características, ya que una de las modalidades predominantes en el mundo de la educación superior es la “exportación de conocimiento”: casi el 90 por ciento de la producción de conocimiento no se aplica donde es “descubierto” si no en lugares geográficamente lejanos a este, por eso, es importante definir que lugar ocupa un centro de estudios cualquiera en el complicado esquema de la globalización y la potencialidad de exportar conocimiento elaborado allí a otros mercados.

¿ Habrá que realizar reformas para alcanzar un nivel superior en pertinencia?

La pertinencia en educación superior no será alcanzada hasta que las universidades no recompongan sus estructuras internas y externas de acuerdo a las nuevas tendencias mundiales de creación, distribución y explotación de conocimiento. Entre las reformas que se deberían iniciar debemos tener en cuenta que las universidades deberán realizar ajustes dentro de la institución para alcanzar un nivel de competencia superior en el aprovechamiento creativo del conocimiento distribuido

La creación de nuevos estados dentro del sistema académico traerá aparejados muchos problemas de adaptación así como nuevas posibilidades y soluciones para distribuir y administrar los recursos múltiples de recursos disponibles.

Existe una progresiva diferenciación en la oferta y la demanda del conocimiento especializado, que demandarán de las universidades un replanteo de los cuadros académicos, con grupos centrales de profesores rodeado de constelaciones de especialistas para poder brindar programas educativos de pertinencia y facilitar la relación estudiante-profesor, fortaleciendo el rendimiento académico y las relaciones humanas.

 

Foro Inversión Privada en Educación Superior


Se realizó en Colombia durante el mes de mayo de 2011 el Foro de Inversión Privada en Educación Superior, con la concurrencia de personalidades nacionales e internacionales  del sector educación, gobierno y empresa para desarrollar una profunda revisión de las experiencias locales y extranjeras sobre los resultados de las alianzas público- privadas en educación superior. Conferencistas de países tan diversos como Estados Unidos, China, México, Colombia, Chile y Holanda disertaron en el Panel 1 del Foro Impacto de la Inversión Público Privada en Educación Superior mostraron los resultados obtenidos en culturas y medios sociales tan aparentemente diferentes entre sí y compararon los resultados obtenidos, todo esto bajo la moderación del Director de Fomentos de Colciencias, Carlos Fonseca.

Durante la apertura del Foro, habló  la ministra de Educación, María Fernanda Campo, expresando que se espera que el proceso de socialización de la propuesta de Reforma de la Educación concluya en el mes de julio de 2011 para poder presentar la propuesta en el segundo semestre del corriente año al Congreso de la República.

Se recogieron propuestas de regularización sobre las Instituciones de Educación Superior privada, con el objetivo de regularizar su funcionamiento, participación en el mercado educativo y distribución de las utilidades resultantes, así como el proceso que debe desarrollarse para autorizar su funcionamiento.

La Ministra de Educación expresó su convencimiento que tanto el sector público como el privado deben ser participes necesarios del proceso educativo de Colombia, asumiendo sus retos frente al futuro.

¿Cuál es la importancia de la Propuesta de Reforma en Educación para Colombia?

La gran importancia que tiene la propuesta de Reforma en Educación Superior en Colombia fue destacada por los panelistas, entiendo que este es un paso necesario e inevitable para poder enfrentar los desafíos económico-sociales de un mundo globalizado e hiper tecnificado, donde las exigencias se elevan exponencialmente a medida que transcurre el tiempo y se diversifican las necesidades de la ciencia y las empresas. Francisco Marmolejo, de México, Director Ejecutivo del Consorcio para la Educación Superior en América señaló la importancia de la inversión privada para crear mejores condiciones de educación, que conduzcan a fomentar niveles de eficiencia superior en todos los niveles de la comunidad educativa. Teniendo en cuenta las corrientes de pensamiento en educación actual, Marmolejo dejo en claro que se debe evitar la demonización de la inversión privada en la educación superior: solo a través de esta inversión es posible generar mayor acceso a la educación superior, según sus palabras.

Marmolejo puso a consideración de los participantes el concepto de que a un mayor acceso a la educación se representan mayores posibilidades de empleo, redundando en un bienestar social y económico para los jóvenes y sus familias, y una substancial mejora en la convivencia social.

¿Qué otros conceptos se rescatan de los expositores?

Mirar hacia al futuro potenciando ideas surgidas del ámbito académico fue uno de los conceptos vertidos por el cofundador y director de Global Connect de la Universidad de San Diego, Estados Unidos, quien fue optimista en el sentido de que “ el fracaso no es un error, sino parte de un proceso de aprendizaje, que permite a los investigadores obtener soluciones”

El Rector de la Universidad Inacap de Chile ,Gonzalo Vargos Otte ,aseguró que las alianzas público privadas en educación no comprometen en nada la acción ni la propiedad del gobierno dentro de la universidad, por el contrario se trata de la potenciar el capital humano a través de recursos fomentados compartidos entre la inversión privada y el estado.

El investigador de la Universidad Tianjin (China) expuso que las alianzas tejidas entre las universidades chinas y los grupos de inversores privados tienen como objetivo el desarrollo comercial de los productos y servicios creados dentro del campo investigativo de la universidad, cooperando con los centro de educación superior  para fomentar las nuevas tecnologías y la investigación científica por medio de inversiones.

Como vemos, el nuevo paradigma para la educación superior en Colombia es la integración de la inversión privada al mercado educativo, sin perder la dirección política imprescindible que conduzca al país a un futuro de grandes posibilidades para sus profesionales y pueblo en general.

La conclusión ha sido: Con la inversión privada es posible generar mayor autonomía, acceso y calidad de la educación superior

 

Sistemas Binarios vs Sistemas Unitarios en la Educación Superior


La expansión de la educación superior en los últimos años en el mundo entero formuló nuevos desafíos y propuestas dentro y fuera de las mismas instituciones, exigiendo por parte de todos los sectores involucrados en la comunidad educativa un replanteo de la forma de impartir conocimiento, compartirlo, difundirlo y transformarlo en un valor económico social.

Los sistemas de educación disponibles en el mundo pueden ser analizados bajo diferentes ópticas para evaluar su eficiencia y efectividad en la actual coyuntura global de producción de conocimientos. He aquí una breve reseña sobre las diferencias entre los sistemas binarios y unitarios de educación superior.

Entendiendo las diferencias entre los Sistemas Binarios y Unitarios de Educación Superior

Al hacer un análisis comparativo de sistemas educativos podemos encontrarnos con las siguientes modalidades: sistemas mixtos (con varios sectores y niveles de instituciones educativas) y los sistemas unitarios (con un solo sector y nivel de instituciones educativas). Si nos referimos con exclusividad a los niveles comprendidos por el sistema- universitario y no universitario, por ejemplo- se utilizan los términos de sistemas unificados (sistemas de un solo nivel), sistemas binarios, trinitarios y múltiples.

Cómo caracterizar a los sistemas binarios y múltiples

Los sistemas de varios niveles (binarios, trinitarios, múltiples) tienen  como rasgo diferencial la posibilidad de ser divididos por una línea horizontal, por ejemplo, dividiendo a las centros de estudios en  sectores públicos y privados; o por una línea vertical, separando a las instituciones entre universitarias y no universitarias.

En Europa, África, América Latina y Estados Unidos estas dos tendencias son las predominantes en el mundo de la educación superior.

En los sistemas unitarios el papel fundamental de impartir conocimiento está ejercido por las universidades, quienes otorgan grados académicos, y tienen a disposición de los graduados programas complementarios (post grados, doctorados).

El sistema binario ofrece un sistema tradicional de educación superior por medio de las universidades y un sistema educativo superior a cargo de las instituciones privadas.

Las universidades comprendidas bajo el sistema unitario tienen un mayor grado de diversificación en cuanto a cursos, carreras, orientación profesional, teórica y académica que las universidades que funcionan bajo un sistema binario. Estas universidades mantienen un papel más discreto en cuanto a la oferta académica y las posibilidades de ampliarlas a un mayor número de estudiantes, así como mantienen una modalidad ortodoxa en su sistema de estudios.

Los sistemas binarios muestran la clara división de objetivos entre los programas ofrecidos por las universidades orientados en su gran mayoría a la investigación teórico-practica y los programas de los centros de  estudios superiores no universitarios con orientación profesional de altísimo nivel.

Las ventajas de uno y otro sistema pueden ser discutibles dentro del mercado laboral, económico, académico y profesional de cada país, aunque teniendo en cuenta la fuerte impronta de la globalización, las interacciones que se dan entre uno y otros sistemas, nos llevan a detenernos en las características sociales de los países que los imparten.

En una economía de mercado, con una fuerte expansión económica y adaptación constante a las tendencias económicas mundiales podría ser más factible que la participación del sector privado en la formación de profesionales por medio de los centros de estudios superiores no universitarios favoreciera los intereses de las empresas y los futuros profesionales, dando mayor flexibilidad al acceso de una educación formal no universitaria de alta calidad.

Sin embargo, muchas veces las ofertas educativas quedan obsoletas al poco tiempo de estar disponibles en el mercado, reflejando una debilidad intrínseca del mercado del conocimiento cuando éste trata de cubrir las expectativas comerciales sin la suficiente solidez para proponer una planificación a largo plazo.

En sociedades como las de América Latina, donde el papel del Estado como regulador de las políticas públicas de educación es todavía de vital importancia para poder brindar a la población acceso a la educación superior, el sistema unitario cobra relevancia. Las universidades son las difusoras del conocimiento tanto tradicional como de las nuevas formas de docencia e investigación, fomentando la interacción entre los distintos actores sociales de la comunidad educativa y empresarial.

Sin embargo, las dos tendencias fundamentales de la educación superior en el siglo 21, a saber, masificación de la matricula y crisis del financiamiento por parte del Estado, llama a la reflexión a los sectores educativos para llegar a una conclusión sobre la conveniencia de mantener y/o adoptar estaos sistemas. En conclusión, la revisión de sus posibilidades y el compromiso social y académico para enfrentar los desafíos planteados por la educación superior y sus sistemas, pueden derivarnos a obtener los mejores resultados de cualquiera de ellos.